Objetos Malditos

En todas las culturas a través del tiempo han existido objetos que se cree que están malditos. Estos objetos  han atraído toda clase de infortunios a todo aquel que tiene contacto con ellos. Los eventos desafortunados pueden ir desde simples rachas de mala suerte hasta terribles desgracias.

Muchos de estos objetos se cree que son creación del mismísimo demonio, como es el Codex Gigas.

Sin embargo, a otros objetos se les puede impregnar una maldición a través de algún ritual, ya sea para hacer daño a algún enemigo o para proteger dicho objeto de manos enemigas, como es el caso e la momia de Tutankamon.

Entre los objetos malditos, existen aquellos denominados como infestados. Estos artículos son aquellos que por alguna razón, han sido elegidos por alguna entidad perversa para habitar en su interior, como es el caso de famosa muñeca Annabelle. Esa entidad es capaz de manipular el objeto a su antojo y provocar todo tipo de perjuicio a quienes entren en contacto con él.

Otra categoría de objetos malditos, son aquellos que fungen como prisión de alguna entidad maligna o demonio. Por medio de algún ritual, una persona lo suficientemente preparada es capaz de encerrar en algún objeto al espíritu malvado. Esta entidad permanecerá aprisionada hasta que alguien la libere de su cárcel. Cuando es liberada es capaz de provocar toda clase de infortunios a quien esté en contacto con el objeto que le contenía, hasta que la entidad vuelva a ser encerrada. Un claro ejemplo de esta clase de objetos es la caja dybbuk.

La Misteriosa Caja Dybbuk

La caja dybbuk En el año 2003 a través de un extraño anuncio en eBay, internautas de todo el mundo contemplan por primera vez la misteriosa caja dybbuk. El anuncio había sido colocado por Kevin Mannis, propietario de una pequeña tienda de antigüedades y restauración de Portland, Oregon. El anuncio, que iba acompañado de fotografías,…